Las amenazas a la seguridad informática están evolucionando. En los últimos años ha sido más que claro que los atacantes están mejorando sus armas y adaptando nuevos ataques de acuerdo con las nuevas tecnologías.

Sabemos que liderar un negocio no es cosa fácil. Es por ello que se recomienda resolver cualquier amenaza potencial a la seguridad informática cuanto antes, y avanzar a lo que sigue. Estar expuestos a un ataque de este tipo puede significar perder años de trabajo duro, retrasarnos meses en el mejor de los casos, años en el peor. Este escenario de pesadilla es prevenible contando, al menos, con los protocolos básicos de seguridad y recuperación, que se enlistan a continuación:

1. Respaldos recurrentes y frecuentes.
2. Equipos protegidos con antivirus actualizados.
3. Evitar el uso de programas crackeados.
4. Educación de los usuarios sobre los fraudes en el correo electrónico.

Automatizar nuestros respaldos en la nube para que se ejecuten diariamente, nos da la tranquilidad de saber que nuestra información está protegida no sólo contra ataques, sino contra desastres naturales.

Para proteger nuestra información, es clave utilizar un antivirus que sea reconocido. Esto puede incluso mejorarse utilizando una versión que centralice la información de los equipos para que el administrador de TI tenga visibilidad inmediata en caso de estar frente a una potencial infección y poder aislar al dispositivo malicioso.

Actualmente en las PyMEs, el uso de “cracks” es una práctica más común de lo que nos gustaría admitir; sin embargo, se recomienda que no se continúe con esta práctica en su negocio, pues si usted hace uso de estos programas: automáticamente le está dando acceso libre a entidades desconocidas a sus equipos, con lo que estas entidades podrían obtener acceso a todos sus equipos dentro de su red, y por ende a su información privada.

Dada la constante carrera armamentista entre las amenazas y los equipos de seguridad, a menudo surgen malware para el que aún no puede detectarse y prevenirse, esto se conoce como ataque de día cero. Contra estos ataques la primera y más importante línea de defensa es el usuario. Es 2019, a estas alturas el usuario debe saber los principales focos rojos de un correo sospechoso. La educación de los usuarios sobre cómo distinguir correos y sitios phishing, es tan importante como tener un antivirus actualizado al día.

2019-05-27T14:20:32-06:00